Jornada "El cumplimiento como excelencia en gestión y mejora de la sostenibilidad"

La Fundación Cámara, Iberdrola, el Club de Excelencia y el Grupo Puma, trasladan a los empresarios la importancia del Cumplimiento, para alcanzar la excelencia y la sostenibilidad

“El Cumplimiento ayuda a detectar los riesgos empresariales y reputacionales que pueden hacer sufrir una merma en la compañía”.

La Fundación Cámara de Sevilla, Iberdrola y el Club Excelencia en Gestión, han celebrado esta mañana un encuentro sobre “El cumplimiento cómo excelencia en gestión y mejora de la sostenibilidad”.

La jornada ha contado con la participación de la directora de Cumplimiento de Iberdrola Distribución, Paz Montes, y con el director de Cumplimiento normativo del Grupo Puma, José Luis Luceño, que han participado en un debate moderado por Francisco Fernández, socio director de Cremades y Calvo Sotelo en Sevilla.

Durante el encuentro , el Secretario General del Club de Excelencia, Ignacio Babé ha  presentado la “Guía de Excelencia en Gestión y Sostenibilidad”. Un documento dirigido a las empresas con el objetivo de hacer más sostenibles y excelentes la actividad de las mismas. “La guía contiene un decálogo para facilitar a las empresas la iniciación en la aplicación de los modelos para lograr una organización sostenible”. Así, Ignacio Babé ha hablado de excelencia y sostenibilidad partiendo de la ética que según sus palabras “debe ser la primera parte de la ecuación para lograr comprometerse en mejorar la sociedad”.

Con 27 años de experiencia, el Club de Excelencia persigue “ayudar a las empresas a tener éxito a largo plazo”, asegura su Secretario General.

Así, ha insistido en que “hay que establecer una estrategia y tomar conciencia de que hay que  hacer cambios en las prioridades y tener en cuenta siempre cómo será el impacto de las acciones de la empresa en la sociedad”.

Durante la Mesa redonda, tanto Iberdrola como el Grupo Puma han ofrecido una visión real  de cómo se puede implantar la dirección de cumplimento en la empresa.

Por su parte, la directora de Cumplimento de Iberdrola, Paz Montes, ha asegurado que “el perfil del director de cumplimento debe pasar por tener un conocimiento exhaustivo de la compañía, así como del marco regulatorio donde se mueve la empresa, sin olvidar que es imprescindible tener al lado a asesores jurídicos”.

Paz Montes ha insistido en que “para que el compliance se establezca adecuadamente debe partir desde arriba, desde la alta dirección que debe tomar conciencia de su importancia”.

“Una conciencia que parece haber adquirido más interés tras la modificación del código penal y la inclusión de la responsabilidad penal de la persona jurídica. Lo que según Paz Montes hizo que el cumplimiento adquirirá más importancia y las empresas comenzaran a preocuparse por esta faceta, que tenían en un segundo plano”.

Así ha detallado que “la implantación de Compliance por parte de Iberdrola ha extendido esa exigencia del procedimiento a los proveedores. Les pedimos que se comprometan a cumplir con un código ético. Hoy antes de llegar a un acuerdo hacemos una investigación exhaustiva para evitar posibles escándalos por causas de terceros”.

Por su parte, el director de Cumplimiento de la empresa familiar de fabricación materiales de construcción Grupo Puma, José Luis Luceño, asegura que “poner por escrito los protocolos y las políticas con sus mejoras, han aportado mayor conocimiento a toda la organización. Ponerlo por escrito ayuda a que todos conozcan lo que se debe y lo que no se debe hacer”. “Además el Compliance ha facilitado la comunicación interna y su organización se siente más comprometida.

Para el director de cumplimiento del Grupo Puma, “los directivos del cumplimiento tiene que tener capacidad de comunicación y capacidad de trabajo en equipo para convencer a todos de que cuánto más cumplimento tengamos mejores seremos y más vamos a crecer. Debemos concienciar de que esto es importante y es grave. Tenemos que crear conciencia de que nos afecta a todos”.

Así, y gracias al compliance officer, desde el Grupo Puma “hemos detectado desde solapamientos de funciones hasta lagunas de responsabilidad en la empresa que han mejorado gracias al compliance”.